Plaza Mayor en la prensa

Paralelamente a la importancia de la presencia de la Plaza Mayor en la vida de los madrileños, ha sido muy relevante la presencia que la plaza ha tenido a lo largo de sus 400 años de historia en la prensa de Madrid y en la nacional.

Haciendo un recorrido por las noticias que aparecieron en los periódicos de cada época, podremos sorprendernos con las vicisitudes  y los diversos acontecimientos que la plaza ha sufrido durante estos cuatro siglos y de los que ha sido testigo de excepción, como un  centinela mudo y eterno de la historia de Madrid.

Uno de los primeros acontecimientos de los que se tiene constancia en la prensa llevados a cabo en la Plaza Mayor fue el Auto público de la Fe, que se celebró en esta plaza, el domingo 21 de enero de 1624. En la Historia elaborada por Michelet encontramos grabados del gran  ilustrador Urrabieta Vierge que plasmó el reseñado Auto de Fe con un trazo elegante. La prensa se hizo eco de la memoria de Urrabieta Vierge en 1929, mediante un artículo aparecido en el periódico La Esfera.

Es notable también una noticia fechada el 19 de julio de 1832, aparecida en la Gaceta de Madrid, sobre las circunstancias del eclipse de sol que debían suceder el 27, calculadas en el Observatorio de San Fernando para la Plaza Mayor de Madrid, detallando esta noticia las particularidades de dicho eclipse visto desde la propia plaza.

Avanzando cronológicamente nos detenemos en otra noticia que relata e ilustra, mediante grabados, las fiestas de la tauromaquia en la Plaza Mayor. Apareció esta noticia en el Semanario Pintoresco Español, 1846, n.49, 7 dic., p.392: “Sucesos Contemporáneos. Vista de la plaza de la Constitución de Madrid durante las corridas de toros Reales, verificadas en octubre de 1846 en celebridad del casamiento de S.M. la Reina Doña Isabel II”.

De hecho, uno de los motivos de la construcción de la plaza hace ya 400 años fue precisamente la tauromaquia. Felipe III, en 1619 mandó derribar la antigua plaza y construir la nueva Plaza Mayor que costó 900.000 ducados. Ese mismo año, el 3 de julio, tuvo lugar la corrida inaugural “con quince toros y Juan Moreno, vecino del pueblo de Barajas que toreó a pie”.

Aunque el último festejo taurino oficial fue el celebrado en 1846, con motivo de las dobles bodas de Isabel II y su hermana María Luisa, con Francisco de Asís y el Duque de Montpensier, respectivamente, en la década de los 70 del s. XX hubo presencia de nuevo de la tauromaquia en la Plaza Mayor debido a la recreación de unas fiestas medievales, en las que el  programa festivo reflejaba un espectáculo taurino.

La celebración de las fiestas navideñas en la Plaza Mayor es una tradición que se remonta ya al siglo XIX en Madrid, como queda patente en dos noticias aparecidas en la prensa en los años 1871 y 1872, según detallamos a continuación:

-La Ilustración de Madrid, 1871, n.48, p.376-377: “La Plaza Mayor en Nochebuena (costumbres populares)” / Pradilla. (7 grabados).

– La Ilustración Española y Americana, 1872, n.48, 24 dic., p.758 y 761: “La Plaza Mayor en los días de Navidad” / Martínez de Velasco. (1 grabado).

Para más información de mercados madrileños de Navidad seguir el siguiente enlace al portal web del Ayuntamiento de Madrid

Concluyendo ya nuestro itinerario en imágenes y citas a la Plaza Mayor en la prensa, debemos señalar que la fisonomía de la Plaza Mayor a lo largo de estos cuatrocientos años ha sido muy cambiante, evolucionando desde el plano de Juan Gómez de Mora hasta el aspecto y la configuración actual de la plaza. Estos planos antiguos se recogen en los Anales del Instituto de Estudios Madrileños (1973), que se hallan en la Hemeroteca Municipal, como parte de la prensa conservada acerca de la Villa de Madrid.

Otro plano recogido en los Anales del Instituto de Estudios Madrileños es el  Plano de Teixeira, es el Mantua Carpetatorum sive Matritum Urbs Regia (Madrid Ciudad Regia), más conocido como <Topographia de la Villa de Madrid>. Fue realizado por Pedro Teixeira Albernaz (Lisboa, c. 1595 – Madrid, 1662), cartógrafo portugués que trabajó por encargo de Felipe IV. El  plano de la Villa grabado en Amberes en 1656 se ha considerado como el más importante de los realizados hasta ese  momento. En él se representan en perspectiva  caballera, de sur a norte, las calles y casas de Madrid, incluyendo  detalles como fuentes, iglesias, jardines, fachadas y  cubiertas. El plano, que representa 18 iglesias, 55 conventos y 14  hospitales (o colegios religiosos), sirvió de modelo para  otros planos posteriores y sería empleado como modelo por Juan de Dios Hernández y Jesús Rey Francisco para la  construcción de la maqueta que se conserva en el Museo de Historia de Madrid.

Llegando al punto y final de este documento sobre la presencia de nuestra pintoresca Plaza Mayor en la prensa, este recorrido histórico no puede acabar sin una mención al cine. La Plaza Mayor ha aparecido en obras cinematográficas españolas clásicas como “La gran familia” u otras más recientes como “Los amantes del círculo polar” o “La flor de mi secreto”. También tenemos esta reseña de la que la revista llama la primera superproducción española, “El gordo de Navidad”, aparecida en el nº1 de “Siluetas, Semanario Español de Cinematografía”, en la cual se aprecian a los turroneros y a los vendedores de pavos deambular por la plaza, en una escena típica de la vida que bulle en ella. Una presencia en el cine digna de una plaza bella y cuatro veces centenaria como la Plaza Mayor de Madrid.